La Licenciatura en Pedagogía Infantil forma:

 

Profesionales con una formación ética y política que les permite reconocerse en los demás como posibilidad de construcción de sí mismo, a partir de la interacción  con los niños y las niñas.

 

Intelectuales con una sólida  formación pedagógica con capacidad reflexiva y crítica para emprender procesos de innovación y cambio.

 

Líderes en la gestión de proyectos sociales  que permitan una mejor actuación de las niñas y los niños en sus diferentes contextos y en la cualificación de relaciones  con la familia y demás agentes que intervienen en su formación. 

 

 

Investigadores de la infancia con competencias inter y multidisciplinares para pensar pedagógicamente problemas de educación infantil articulados  con el lenguaje, la cultura, la sociedad, la ciencia, la tecnología y el arte.